Otro año más, y parece que fue ayer. Y es que la vida, ya se dijo, es un suspiro!

Y al final, lo que cuenta es cada suspiro que damos con satisfacción, con la compañía de quienes nos quieren bien, con la alegría de compartir un poco de lo que tenemos y no solo de lo que nos sobra.

Yo quiero compartir con vosotros lo que ha sido mi año:

He recibido cientos de besos y sonrisas; me han hecho pequeñita y grande a la vez cuando me han dejado ver la autenticidad de sus corazones; me he sentido parte importante de un plan del universo, maravilloso, cuando me han mirado con auténtico amor; me he sentido privilegiada cuando al sentarme en un banco cualquiera de cualquier parque, una persona anónima me ha regalado una historia de su vida; he sentido esperanza cuando he pedido pajes para llevar los envíos de los Reyes Magos y a las dos horas ya se habían presentado los suficientes como para hacer felices a los niños; me siento afortunada cada vez que mis compañeros de vida me hacen saber y sentir que realmente lo somos, sin condiciones, sin límites ni precauciones; siento que mi fe es inquebrantable cuando la vida gira de tal forma que arregla lo que ante mis ojos es profundamente triste e injusto; porque por cada lágrima que surge, una sonrisa la compensa; me he sentido inmensamente feliz cuando veo que el año termina y mis amigos siguen regalándome su afecto y disfrutando del mío; he sentido que no estoy sola cuando, por que así es la vida, me ha tocado llorar y la vida que no se detiene ha venido a mi rescate recordándome todo aquello que me rodea y me hace realmente rica.

No tenemos la capacidad de saber que nos deparará 2018, pero sabemos que estamos hoy aquí, que hemos llegado, que hemos pasado al lado de otras vidas, que otros han pasado por los nuestros y eso ya nos ha hecho un poquito mejores.

Acabo el año con todo ello en el corazón y empiezo el año agradeciendo lo vivido. Eso me da esperanza, fuerza y certeza.

Gracias a todos: conocidos, anónimos y buenos, buenísimos amigos. Os deseo como mínimo lo que yo he tenido, por que con ello, se disfruta mejor de cada suspiro.

Feliz Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. Porque el día de Reyes llega en cada momento que sois lo que sois.

Un abrazo!