Lo que he llamado Inteligencia Vital da vida al GYM-KI®

Siempre me ha fascinado la inteligencia que hay en el ser humano; pero no la intelectual, ni la emocional… hablo de la maquinaria claramente inteligente que permite que el complejo engranaje que forma nuestro cuerpo, funcione conjuntamente, con el resto de órganos y sistemas, generando una red perfecta en la que cada célula y cada elemento sabe perfectamente lo que debe hacer y en la que cada uno de ellos sabe que precisa al resto del conjunto para este inteligente, sabio y ancestral mecanismo que nos da la vida sin que tengamos que decidir cuando respirar cuando latir, cuando metabolizar…esta inteligencia vital lo hace queramos o no.

No ha precisado de nuestra intervención para diseñar un organismo vivo capaz de autorregularse, a través de complejas funciones que nos mantienen vivos sin que a cada segundo estemos conscientemente pendientes de ellas. Respiramos y latimos sin que nuestra inteligencia racional dé conscientemente esa orden a nuestro cuerpo; siempre supe que existe una sabiduría en nosotros que nos permite hacerlo sin que precise de nuestros conocimientos, talentos, habilidades…Seamos quienes seamos, sepamos lo que sepamos, consigamos lo que consigamos, tengamos la suerte que tengamos, TODOS disponemos de esta sabiduría previa a nuestra inteligencia consciente.

Creé GYM-KI® para aprender a escuchar y sentir esta energía inteligente y así, permitirle enseñarnos todo lo que sabe de nosotros.
Maribel

Observando a las personas, me di cuenta de que repetimos los mismos gestos, buscamos las mismas cosas y reaccionamos a ellas de la misma manera, cuando se trata de un elemento en concreto: el agua. Si nos sentamos a orilla de un estanque o lago, y si decidimos introducir la mano en sus aguas, al mismo tiempo que hablamos o pensamos o miramos el paisaje, nunca chapotearemos con la mano, sino que acariciaremos suavemente su superficie y este movimiento, a su vez, nos ayuda a abstraernos más. No debe ser por casualidad que hagamos este gesto instintivamente, cuando nuestro cuerpo y nuestro planeta esta mayoritariamente compuesto por agua. Vemos agua e inmediatamente pensamos en meternos en ella, o en moverla con la mano, o en cogerla y beberla, o salpicarnos la cara con ella… precisamos darle movimiento y participar en él.

GYM-KI® imita esta espontánea necesidad de vivir a través del movimiento

GYM-KI® es una Gimnasia lenta y suave que imita el movimiento del agua a través de ritmos ondulantes que recuerdan los de las olas del mar. Cada partícula de agua mueve a otra, y no es posible jamás un total estatismo del mismo. Cada elemento de vida posee movimiento constante. Aunque nos paremos, aunque durmamos, aunque intentemos parar nuestra respiración, nuestro ser seguirá en movimiento; por mucho que nos esforcemos, en vida, por “pararnos del todo”, nunca podremos hacerlo. No es nuestro consciente quien manda, sino algo previo a él. Sin embargo, sin querer, ponemos obstáculos constantes a la fluidez de esta energía sabia y vital, desarmonizando su ritmo. GYM-KI® aprende a ser seguidor de esta energía previa y sabia y no director de ella.

En GYM-KI® nunca estamos parados del todo; imprimimos una actividad constante durante toda la realización de la técnica, y en ella, todo nuestro cuerpo está en armónico y rítmico movimiento-GYM-KI® favorece la flexibilidad y la agilidad ofreciendo a los que lo practican nuevos movimientos y líneas de esfuerzo.
Maribel

Otro de los requisitos del ser humano es la necesidad de nuevos incentivos que le alejen de rutinas tediosas que finalmente le desmotivan y anquilosan. GYM-KI® ofrece varios niveles en los que poder superar el nivel de esfuerzo anterior que con la práctica, ha dejado de serlo. La práctica de cualquier técnica acaba facilitándola de tal manera, que el esfuerzo y la intención que se aplica en el primer momento, acaba por ser mucho más bajo que el que se aplica tras un tiempo realizando el mismo ejercicio. Por ello, introduzco nuevos ejercicios cada año que van definiendo los distintos niveles de GYM-KI®. Esto repercute muy positivamente en la persona que lo realiza, y no solamente en el mantenimiento de su forma física, sino también en su grado de atención e interés, y en su capacidad para lograr un estado interno más eficaz para sí mismo.

GYM-KI® propone distintos niveles, pero cada persona elije el suyo

GYM-KI® es movimiento constante que ayuda a potenciar la energía interna del individuo que lo practica. Por lo dicho anteriormente, GYM-KI® nunca cesa de ofrecer nuevos movimientos y por lo tanto nuevas sensaciones. Cada nivel dura un año, y cada año de práctica de GYM-KI® se incorpora algún elemento nuevo: bien un nivel de esfuerzo diferente, bien el aprendizaje de nuevos movimientos que se añaden a los que ya se practican. De esta manera damos siempre a nuestro cuerpo, mente y espíritu alicientes que le ayudan a proseguir su fortalecimiento. Dado que cada año/nivel es diferente, el practicante de Gym.Ki® puede decidir realizar el mismo nivel durante más tiempo, según sus necesidades o sus posibilidades. Aun así, descubrirá nuevos elementos que le habían pasado desapercibidos, lo que mantendrá un nivel óptimo de atención y trabajo.

GYM-KI® ejercita todos los músculos del cuerpo

La técnica GYM-KI® está pensada para dar movilidad al conjunto del cuerpo sin olvidar ni un solo músculo. Pero lo hace de manera suave y sencilla a través de sus 7 elegantes y rítmicos movimientos, que caracterizan la disciplina. Cada gesto está pensado para lograr un trabajo muscular apropiado con la ayuda del conjunto corporal. Por ello, el practicante de esta técnica irá descubriendo poco a poco la importancia de adoptar una postura u otra, de girar hacia un lado u otro, o de realizar inspiraciones o espiraciones a la hora de obtener los beneficios. Esto, además de los logros en cuanto a tonificación y concentración, añade un mayor control sobre sus posturas, sus movimientos cotidianos, sus potenciales o reales dolencias, y sin darse apenas cuenta, corregirá o adquirirá nuevos y más saludables hábitos corporales, posturales, mentales…

GYM-KI® es apto para todas las personas, independientemente de su estado físico o edad

GYM-KI® busca cooperar con la Inteligencia Vital, por lo tanto, cada uno acompañará y colaborará con la suya propia; por ello, cada persona tendrá su propio ritmo, que esta técnica respetará. Cuando alguna persona no pueda ejercitar los movimientos tal y como se presentan, diseño el mismo movimiento apto a sus capacidades; personalizo GYM-KI® a su necesidad, de manera que pueda sacar partido a su Inteligencia Vital.

GYM-KI® no busca competir

GYM-KI® no incorpora este concepto, ya que el objetivo del practicante de GYM-KI® es cooperar consigo mismo. Por lo que no se plantea bajar peso en 3 meses, o perder volumen en 8 o tonificarse en 10. No pierde su objetivo en ningún momento. Sentirse bien, descubrir la importancia que su ser interno posee, potenciar sus capacidades corporales, mentales, son beneficios que llegan con la practica de esta técnica. Paralelamente, realizándola de manera constante aunque no necesariamente intensa, se obtiene una favorable y progresiva tonificación, pérdida de volumen, agilidad y flexibilidad, entre otros.

GYM-KI® intenta respetar el ritmo diario y cotidiano

Por lo que ofrece una técnica que se realiza de manera completa en clase, una vez al mes, para que cada practicante decida qué tiempo puede darle posteriormente en casa, en la oficina, en el parque…Poco a poco, el cuerpo irá pidiendo GYM-KI®, y la persona lo realizará sin que tenga que “robarse” tiempo para ello. GYM-KI® llegará a ser una actividad integrada absolutamente en la vida cotidiana de quien lo practica, y descubrirá que puede realizarlo intercalándolo con sus labores cotidianas.